Breakfest: música y estilo vibrando en las montañas

BreakFest2015-52

Por María Vega Trujillo.
Fotografías por Simón Montoya Pérez y María Vega Trujillo 

(Aclaramos que estamos experimentando con nuevos 
enfoques, y que este artículo es mucha moda y poco rock. 
Si es problema vaya al  final del artículo o vuelva mañana 
para los  clasificatorios de Altavoz y el cartél internacional)

 

Este octubre empezó en grande con un festival que reúne buena música, moda y diversión: un universo paralelo de atmósferas placenteras, despeluques forzados y pasarelas espontáneas.

El Parque Norte es la casa de este festival que quiere hacer vibrar las montañas y reunir a la ciudad en torno a una experiencia musical que promete transportar a sus asistentes en una suerte de universo paralelo.

IMG_5659Ese día el Parque es un oasis de diversión en el norte de Medellín, acoge al BreakFest y se transforma; con sus artistas, los asistentes, las luces… con el movimiento festivo que lo invade. Así: como otro mundo incrustado en la ciudad, como un viaje al interior de las montañas donde todo es alegría y bienestar. Un ritmo en el aire, zonas verdes y variedad de atmósferas para disfrutar 12 horas de diversión musical.

Bailando de aquí para allá… Miller en una mano, cámara en la otra y una risita interna de ver a todos ‘desfilar’ su estilo, de sentir en el público un aire de moda camuflado en el concierto: así fue mi primera experiencia en BreakFest.  

Buscando que Medellín crezca en oferta cultural, en nuevas experiencias que trascienden el formato tradicional de conciertos, con propuestas de géneros alternativos, artistas de peso internacional y como plataforma para los músicos locales emergentes: así nace BreakFest y con solo dos ediciones se ha consolidado como el festival local más llamativo (o Hipster, depende de quién responda)… un evento sin precedentes en Medellín.

Acostarse en la manga, selfies en la montaña rusa, risas en los carros chocones, gritos en los brinquitos, relajo en la zona de picnic, un almuerzo bien rico, un par de cervecitas o una piña colada, dos ambientes musicales acogiendo variedad de músicos. No querés salir de ese universo, no querés dejar de bailar bajo el sol y luego bajo la media luna que se asomó tímida cuando ya decía domingo en el calendario, no querés que se acabe jamás.

BreakFest2015-16Todo respira armonía: parece que la gente más linda de Medellín se reúne allí, y si los dioses no le otorgaron los dones de la belleza, siempre se puede explorar la magia de la moda y de las artes del estilismo para desfilar -sino es la cara más bonita- al menos un extravagante atuendo, porque como dicen por ahí: ‘no hay feos sino mal arreglados’.

Y es que más de uno ya tenía su boleta antes de conocer el line up porque la música es el pretexto para una experiencia que abarca mucho más, como la posibilidad de encontrarse gente alegre y estiluda. Cada uno parece ser una marca desfilando y la temporada es BreakFest 2015. Las modelos se retocan el maquillaje cada hora, se valen los peinados despelucados y los labios coloridos, abundan las botas y las piernas al aire. Se vale el excentricismo, se vale ser sí mismo en armonía con el ambiente.

Algunas bailan pensando más en cómo se ven que en divertirse con el trance musical, y supe de al menos una que planeó su pinta con semanas de anticipación: un tablero en Pinterest con referentes para escoger el atuendo perfecto nunca cae mal.

                                  

Cápsulas de buen gusto para ser parte del festival

Luisa Fernanda Higuita.
IMG_5916
Fue estrenando botas y vestido, y con sus amuletos fiesteros cargados de buena vibra para no parar de disfrutar.

PrincipioUn anillo de Hello Kity con brillo labial: Salió de la piñata que mis amigas y yo hacemos para celebrar los cumpleaños.

Una cadena con dije de piña: La tengo desde mi viaje a Australia y me la pongo demasiado entonces ya está súper gastadita. Ambos son amuletos que llevo a todas fiestas. A mí me gustan mucho las joyas y ellas siempre cargan una energía especial. Tengo unas que son mi amuleto para cada cosa. Estas son las de las fiestas porque cargan toda la buena energía y la actitud que tengo para no parar de disfrutar.

Un anillo de piedra multicolor: este me lo regaló mi mamá hace poquito y es como la cosa más espectacular del mundo, ¡es súper extravagante! No recuerdo que piedra es, es como un tipo de cuarzo pero es muy raro porque mirá que tiene todos los colores, es hermoso ¡marica y es gigante!

El reloj del diario: osea es esencial, es como el polo a tierra que uno tiene siempre. Lo conseguí hace como cuatro años en Casio, me lo regaló mi papá en una navidad.

El vestido: estaba súper estresada porque no sabía que ponerme…entonces yo era como ¿¡juemadre qué me pongo!?… Entonces fui a buscar ropa y lo conseguí en Pull & Bear. Me medí como la mitad de la tienda y este me gustó porque es fresco, es ancho y es como parchadito, relajado y además es muy bonito.

Las botas: fueron un regalo que me hizo mi mamá obligándome a usar zapatos con tacón: ‘por favor ponételas’… entonces hice el intento a ver cómo me va en esta fiesta bailando de tacón.

La chaqueta: la tengo desde el Estero Picnic y me encanta porque sale con todo.

Las gafas: me las regaló un amigo modelito porque no le quedaban bien a él y extrañamente me quedaron bien a mí… Parce sí, un regalito que me dieron ahorita. Pasó y como ‘¡ey ey ey, mirá estas gafas!’ y sí, las gafas son esenciales.

                                                                                       

 

John Palacio.
IMG_5934
Él y su compañero eran el stand del periódico ADN, así: no era uno de 3 paredes si no uno corporal para ambientar y robarse las miradas de los transeúntes. Bailaron todo el día: sobre la cabeza, sobre las manos y quizá sobre los pies. Cuando me les acerqué a conversarles no pararon de reír, el uno se burlaba del otro mientras me contaban con soltura el relato de unos tenis desgastados por tanto bailar.

PrincipioSi vieras que todo tiene una historia muy interesante. La camisilla: hace como tres meses yo se la vi a mi padrastro, decidí que tenía que ser mía y se la quité. Así, muy simple, le dije ‘usted por qué tiene puesto eso, eso a usted no le sale, mejor démela a mí’ (jajajaja). Me gusta muchísimo porque es muy sencilla, es muy fresca.

Yo soy bailarín hace mucho tiempo, hace como 8 años,  (tengo 21) entonces este pantalón fue vestuario de una función de danza contemporánea que bailé con un grupo que se llama Elements; era muy feito pero yo lo corté lo reformé y se convirtió en lo que es ahora.

Los tenis: los compré hace como dos meses y la verdad es que casi no me gustan, pero como estoy trabajando, los uso porque son cómodos para bailar.

El buzo: me encanta, es de Adidas, que es una de mis marcas favoritas. Hace por ahí cuatro meses pasé por una tienda, lo vi y decidí que tenía que ser mío.

 

 

Mauricio Giraldo.
IMG_5941
No paró de reírse mientras yo hablaba con John y cuando me puse a conversar con él interrumpió varias veces con una risita nerviosa imposible de contener.

PrincipioLos zapatos: son unos Converse en bota. Los tengo hace aproximadamente 4 meses y me parecen raros porque no se los he visto a nadie. Me los regaló un compañero de baile que se ya retiró. Son de un material diferente (como como un forro blandito en el interior) y no tienen estampado ni cosas así.

La sudadera es nueva, y me la entubó él, (John). Sí, él cose y se hace ropa y todo. Le dije ayer que si me la cocía, porque era nueva. Pero yo normalmente bailo con jean… no sé, me acostumbré a bailar con jeanes porque son más pesados. Soy bailarín hace 7 años, (tengo 22 jajajaja).

La camisa: la compré hace por ahí 3 meses en un torneo de break en Urban Flow, me valió 35 mil. Es vino tinto porque a nosotros los B boys nos gusta mucho este color.

La gorra: la compré hace dos meses, me gusta porque es solo negra, sencilla. No me gusta promocionar marcas, por eso la camisa se la compré a un parcero, porque hay apoyar la causa, ayudar a la misma gente.

 

Natalia Tamayo.IMG_6244 Fue con una pinta improvisada pero que la caracteriza y la hace sentir bien.

PrincipioMe llamaron desde por la tarde a ver si quería venir y yo estaba haciendo un curso así que todo lo fui pensando en el camino. Llegué me bañé y dije, la mejor opción es chorcitos porque ya salió el sol, y me decidí por esta camisa porque yo digo que uno para venir a estos eventos tiene que tener como su estilito.
una camiseta que reflejara mi personalidad y a la vez que quedara bien para este ambiente. Tiene un detalle de lentejuelas y un desgastado.
La chaqueta: por si hacía frío, pero de todas formas amarrada en la cintura también combina como con la pinta. Esta chaqueta es de los 80 y era de mi mamá, es de Americanino, yo la amo. Estuvo guardada mucho tiempo en el closet hasta que me encontró y me la llevé para el mío. Me la pongo demasiado y es la prenda más especial que tengo, una de mis preferidas, y pues los Converse también los amos, son lo más cómodo de la vida y combinan con todo, son de esas prendas que todo el mundo tiene que tener en su closet.


               

Juliana Peláez.IMG_5956 Una de las diseñadoras que estaba en el mercado de las pulgas, decidió irse muy sencilla, luciendo su delgadez, un peinado atractivo y un broche de oro.

PrincipioNo, nada. A mí me gusta sentirme cómoda y más en estas fiestas donde vamos a estar tanto rato bailando y aguantando calor. Nada mejor que una mini falda, esta de cuero la encontré en Andrea Landa y me gustó. Un esqueleto básico común y corriente y de pronto un accesorio llamativo: una cucaracha. La conseguí en un pulguero en Bogotá hace por ahí 3 años. Yo busco muchas antigüedades pero esta es de una chica que hace pines y rebuscando me la encontré y dije: Esta es mía. Este peinado me lo hicieron por lo mismo, para no tener tanto calor, tengo el pelo muy largo entonces aguanta es así recogido.

 

 

El club de las Doctor Martens

Para muchos las botas Doc. Martens son la prenda perfecta para para el festival: son cómodas, tienen estilo, pueden ser extravagantes o sobrias y además son versátiles, están listas para el pantano y la lluvia, y en un día soleado nunca se ven mal.

 

Paulina Olarte.IMG_6058 Estaba con una amiga de pantalón de rayas que me llamó mucho la atención, pero la internacionalidad y la sonrisa de Paulina se robaron mi interés. Ella tenía un atuendo trotamundos: todos los detalles que llevaba encima tenían un viaje detrás.


PrincipioEl vestido
:
lo compré en Sudáfrica el año pasado. Cuando estaba en Cape Town conocí a unos diseñadores de modas en la calle, entonces me invitaron a su almacén. Hacen prendas con telas compradas por todo África y cada diseño es original, es único.

Las botas: son unas Martens verde pasto, las compré el año pasado en Nueva York. La camisa de blue jean: la tengo hace mil años y no quería traer ni chaqueta ni buzo, así que la traje por si hacía frío.

La balaca: es de mi viaje a México.

El morral: siempre salgo con él a todas partes, lo compré en Guatemala hace dos años.

 

 

Esteban Zapata. IMG_6053Es un estudiante de ingeniería civil que se vino hace seis años de Riosucio para Medellín; normalmente usa botas pero estas Martens rojas no son más que las secuelas de un capricho.

PrincipioEl sombrero: es de Riosucio Caldas, se llama el cañafiestero, lo tengo porque siempre me gusta llevar algo de allá de dónde soy. Este es hecho por campesinos y pienso que el evento se presta para artículos como de este material.

La camiseta de jean: me la regaló mi hermano hace unos cuatro meses.

La camisa: no recuerdo de dónde llegó. Me gustó para hoy porque el estampado medio selvático combina bien con el sombrero.

El pantalón: me gusta mucho el color negro, normalmente no lo uso en la pinta   completa pero sí en el pantalón.

Estas botas: realmente fueron un capricho de mi hermana que me las hizo comprar. Sí uso botas, pero no de estas sino como de cuero sintético un poco más guerreritas. Son bonitas pero un poquito incomodas para bailar y eso.

 

IMG_6046Clara Velásquez. Ella y su novio se estaban gozando el toque de del Alkolirycoz cuando yo los vi a la lejanía y me les acerqué atraída por el cupcake que adornaba la cabeza de Clara.

PrincipioEl sombrero: lo compré por internet hace un par de años y me gusta sacarlo como cuando hay eventos; es muy charro porque resultó siendo un punto de referencia, ‘al lado del cupcake, detrás del cupcake’. Me parece muy bonito y súper divertido, es un éxito porque uno se pone una pinta muy básica y le da un toque a lo que sea, siempre pega bien. (‘A mí me gusta porque provoca morderle la cabeza’, dice José Pablo, su novio, mirándola sonriente).

La camisa: es básica, nada raro la verdad, como para estar tranquila y no enredarse mucho.

Los collares: son básicamente amuletos, nunca me faltan, nunca me los quito. Realmente todos los conseguí por fuera. Este chiquitín: el cuarcito es de una tienda en el centro de Bogotá, me lo encontré y le puse el cuerito. La conchita de plata la compré en Curazao, me la regaló mi novio. Esta otra piedra me la trajo mi hermano de Australia.

Los anillos: hace un tiempo tenía una pelea casada con ellos porque se dañó uno que era muy importante para mí y dije: ‘no voy a volver a tener anillos’, pero este me lo regalaron un par de amigas y me encanta. Cuando me me los pongo siempre uso al menos uno en el dedo gordo.

La chaqueta: de cuero, básica: que no falte una en el closet.

El pantalón: un jean que fuera cómodo y que me cupiera dentro de la bota.

Botas: Doctor Martens negras. Nada, pues ahorita venía para el festival y ya tenía otra pinta planeada por la mañana pero como el clima estuvo raro dije ‘no me voy a arriesgar, voy a la fija, llueva, truene o relampaguee’.

Tatuajes: una ola en el brazo derecho, fue en un momento de mi vida como que la marea representaba muchas cosas: cuando sube, cuando baja… y entonces quise quedarme con eso, afortunadamente me gustaba mucho el asunto y entonces aproveché. Es solo una línea; la gente me pregunta mucho, ‘¿pero te lo vas a terminar?’… no, es una línea, ya está terminado.  En el antebrazo izquierdo una palmera. Clara ama el mar.

 

 

José Pablo Arbelaez.IMG_6050 Lo saqué de una conversación con un amigo, pero él estuvo  gustoso de conversarme a mí también.

PrincipioBueno tengo unas botas Doctor Martens muy acabadas pero son así, no es que se hayan desgastado si no que así vienen. Pueden tener qué… ¿un año?, pero ya se ha caminado bastante con ellas. Me gustan de desde hace mucho, desde que era muy chiquito ya sabía de estas botas y realmente…es particular, hace unos tres meses, tenía que viajar para una gira con un artista con el que trabajo y me dije: ‘tengo que llevar unos tenis’. Fui a medirme varios Nike y otras marcas y me sentía como si un perro me hubiera mordido el pie. Así que pensé ‘bueno, realmente lo más cómodo que tengo son estas botas y además son muy resistentes’, así que fue lo que me llevé. Son perfectas para situaciones en las que no sabés qué va a pasar, si va a llover, va a hacer un pantanero o lo que sea… son muy efectivas.

Los jeans: son de Pull & Bear, negros, normales. Normalmente utilizo color negro, me gusta mucho. Cuando me he puesto jeans azul o de otro color me siento muy raro.

La camiseta: es de la anatomía del casete, me regaló mi novia y me gusta mucho también.

La chaqueta: es una de cuero que compré en Los Ángeles hace dos años más o menos, en una marca -que si no estoy mal- es de la esposa de Marc Anthony, pero venden ropa chévere. A los meses de haberla comprado volví a la tienda queriendo otro par de cosas y lo que había era horrible, todo había cambiado, pero esta es una buena chaqueta de allá. Y… ¿por qué me puse una chaqueta de cuero y no una de jean? (lo digo porque ahorita estaba entre eso ‘¿me pongo una jean, me pongo esta de cuero?’) bueno porque el cuero no es tan caliente, mantiene más la temperatura del cuerpo: si está haciendo calor no me va a sofocar, si está haciendo frío me mantiene con buena temperatura.  

 

 

Natalia Gaviria.IMG_6330
 Estaba con su novia rodeada de diseñadoras de atuendos llamativos y pelos de color.

PrincipioLas botas: son unas Martens, mi hermano las tenía y me gustaron mucho entonces las compré en Nueva York hace dos años.

La falda: fue un regalo de mi mamá  porque no sabía qué ponerme hoy, como el clima ha estado tan variado… Mi mamá me la compró en Forever 21 con la camisetica y me las llevo ayer.

El collar: es de Non Youth, la marca de mi cuñada y mi hermano, que es la que tenemos acá al lado. Es un choker, (una gargantilla).

El morral: salió de un San Alejo del Parque Bolívar, me valió 10 mil pesos y olía asqueroso al principio, a guardado, a rata. Lo lavé y lo saqué al sol pero seguía oliendo a pura mierda (perdón)… pero ya después con el uso se le fue impregnando el perfume y así.

Los labios azules: ¡Ay porque mi alien es azul! Me lo regaló mi novia hoy en la 70, entonces quería combinar con mi pareja. Normalmente me pintó los labios de colores, (azules, morados, vino tinto, rojo, rosado)… Siempre me ha gustado, desde chiquita cogía el maquillaje de mi mamá y me pintaba los labios, combinaba todos los colores.

El piercing: realmente no tengo, es una argollita que me pongo cuando salgo. Es de una de esas bolsitas de La Reina que venden a mil pesos y que traen un montón… las abro y cada salida me pongo una.

 

 

Los sonidos de BreakFest

Los dos escenarios del festival marcan una clara diferencia. La zona de picnic -en medio de árboles y junto al lago- salpicada por las luces de faroles y con mantas dispuestas para disfrutar de toda clase de sonidos electrónicos: desde el house más suave hasta “Que le pasa a mi camión” mezclado con un beat fiestero. (No puede haber nada más hipster que bailar irónicamente esa canción).

El escenario mayor, acogiendo proyectos de Rock, Reggae y Hip Hop , pasando por Gondwana, Rey Gordiflón, Alkolirykoz y Bag Riders. Foals fueron los encargados de clausurar el show allí, llevaron una puesta en escena enérgica y luminosa a un público entusiasta y abundante. Fue el momento de mayor multitud, la tarde los estaba esperando y la media luna los recibió iluminando a un público ya embriagado,  dispuesto a bailar y saltar, coreando del principio hasta el final.

Aunque Foals dejó satisfecho a su público, es lamentable tener que agregar que los fotógrafos de medios locales recibieron la no grata presencia de un integrante del staff de Foals empujándolos y gritando “Get the fuck out”.

Si bien el comunicado para medios dejaba claro que solo se podía estar en el foso tres canciones, no hubo problema con esto hasta dicha banda.  Aunque los fotógrafos estaban sobre tiempo prestado, esta inconformidad debió resolverse con el festival y no violentando a los reporteros. Nos atrevemos a suponer que Foals nunca se dirigió a la organización y pasó derecho a los insultos.

El festival  -sin importar qué banda sonara-  tuvo casa llena desde el primer show. En comparación con el reducido público que hubo en los clasificatorios de Altavoz el mismo día, ¿Podría trazarse una relación y decir que por fin los eventos pagos florecen en la ciudad?

Así se vivió Breakfest 2015: un universo que cada año invade al Parque Norte con personajes llenos de historias y particularidades, moviéndose al compás de una variada oferta musical, en una rumba estéticamente especial que hace vibrar las montañas del Valle de Aburrá. ¿Qué traerá 2016?

 

Galerías:

Foals: 

 

Rey Gordiflon:

 

Bag Raiders: 

 

Dany F:

 

Gondwana:

 

No Regular Play: 

 

Alcolirykoz:

 

Movement:

 

Arbol de Ojos:

 

Fashion:

 

Parche: