Ain’t it fun

FreyaBajoAsfalto-13
Por Amarilla Marín.
Fotografía por Juan Sebastián Villa.

 

Entre el dolor de depilarme las cejas, Aint it fun de Paramore y el calor infernal que ataca a Medellín por estos días… Mi mejor amiga me maquilló por primera vez.

¿Y cómo es eso de tener una mejor amiga maquilladora?

Hace alrededor de 4 años conocí a Freya Jaramillo Vega. Y sí, yo también tuve que preguntar su nombre dos veces para saber que la llamaron como la diosa del amor y la belleza de la mitología nórdica.  Casualmente la describe perfectamente.

FreyaBajoAsfalto-3Comenzamos poniéndome pestañas postizas pues las mías no alcanzan para el look que ella quería lograr – smokey eyes para que mis pequeños ojitos lucieran más grandes y expresivos – Ahí me di cuenta de lo hábil y delicada que era. Esa misma precisión la aplicaba a dibujos y manualidades que hacía años antes, cuando quería estudiar diseño gráfico o algo relacionado, pues lo artístico siempre ha sido lo suyo. He visto la transición de su personalidad y de su ambiente a través de sus etapas. La habitación que comenzó solo con un hermoso mural pintado por su madre y lleno de afiches de sus películas y bandas favoritas, es ahora un santuario del maquillaje, lleno de cuarzos y piedras hermosas que absorben energía, un millón de collares y accesorios, algunos hechos por ella y otros personalizados, acompañados de toneladas de ropa. Freya juega con todo esto para complementar los maquillajes que practica en ella cada día.

Luego de soportar el ardor del pegante para pestañas (Incluida una gota directo al ojo), pasamos a algo igual de complicado; las cejas. Freya tenía miedo de cortarme con la cuchilla, pero yo confiaba plenamente en ella.

FreyaBajoAsfalto-30Luego pasó a los ojos. Esta fue la tarea que le tomó más tiempo gracias a los chistes, la discografía de Paramore elegida por turnos entre el fotógrafo, ella y yo, y por último la visita de dos amigos. Las maniobras del fotógrafo por encontrar un lugar entre tanta gente y tanto maquillaje por poco significó un par de daños, todo se puso tenso cuando Freya pasó de mirarme a revisar su paleta de sombras. Sebastián la miró, ella revisó que su sombra favorita (color salmón), no fuera la afectada. Al ver que el daño era a un blanco, todo volvió a la calma.

  • Tengo muchos blancos, casi no los uso.

Entre el calor que ya no solo emanaba la tierra sino la multitud en la habitación, yo estaba fascinada por la cantidad de maquillaje que había desplegado sobre la cama, las paletas llenas de correctores, los labiales, delineadores, bases, polvos sueltos, iluminadores, era una especie de paraíso para las que nos encanta el maquillaje.
FreyaBajoAsfalto-8

Esta pasión siempre estuvo en ella, pero para el Halloween de 2013, una foto que subió a su Facebook con maquillaje de calavera disparó esta gran pasión y comenzó a maquillar a algunas personas en Halloween. Así inició un kit de maquillaje digno de una profesional, y decidió estudiar maquillaje como carrera.

Su familia siempre ha sido fundamental, ella dice que gracias a ellos es la persona que es ahora, tiene todo por agradecerles y siempre los ha admirado por su sensibilidad y compresión. Freya estudio en un colegio que emplea la Pedagogía Waldorf, que enseña mediante el arte. Los conocimientos se adquieren por medio del sentir, el crear y el expresar, para generar seres más sensibles y perceptivos.

El arte es parte de ella como persona, y su vida ha estado empapada de esta línea creativa viniendo desdes sus padres hasta su novio, que la ha llenado de amor y ha sido un soporte más a través de los 5 años que van de relación.

Cuando terminó con mis ojos pasó a los contornos, que implicó correctores y base para darle forma e iluminar mi cara.
FreyaBajoAsfalto-38

En ningún momento quise mirarme en el espejo porque quería sorprenderme con el resultado, yo conocía su talento, pues la había visto maquillar a varias personas, pero jamás habíamos hecho el espacio para que lo hiciera conmigo. Además, hay ciertas arruguitas en mi cara que siempre han sido problema incluso cuando yo misma lo hago, pero no dije nada y la dejé que pincelara sobre mi rostro.
Freya se dió a conocer con personificaciones para Halloween, pero desde esos inicios se dedicó a ampliar su kit junto con sus habilidades. Las personas acudían a ella para maquillajes más casuales o incluso para ocasiones especiales, e inclusive fue la maquilladora de un cortometraje realizado por estudiantes de la Universidad de Medellín. A cada trabajo mejora sus técnicas y va definiendo su propio estilo.

Después de una larga y muy divertida tarde, me permitió verme en el espejo.FreyaBajoAsfalto-43

Fue espectacular. Freya supo rellenar cada imperfección y convertirla en rasgos más sutiles, incluso mis tormentosas arruguitas quedaron ocultas y yo quede encantada.
FreyaBajoAsfalto-44

Nunca he dudado de su talento, pero es diferente cuando se tiene la oportunidad de experimentarlo tan de cerca. Su meta es convertirse en una maquilladora profesional, capaz de crear desde un look casual y diario hasta la más grande de las transformaciones de efectos especiales para películas, series o proyectos audiovisuales.

FreyaBajoAsfalto-5 (2)
Tener una mejor amiga maquilladora se siente genial, pero tener una que sea una completa artista, es inigualable.