Carta abierta a la Iglesia Católica

 

expo

Medellín 28 de Agosto de 2014.

Señores

Iglesia Católica, Conferencia Episcopal, Voto Católico, Santa Inquisición y demás integrantes y socios de esta organización religiosa.

Reciban un cordial saludo, señores directivos y representantes de la Iglesia Católica Colombiana. Dados los recientes hechos, me veo obligado a escribirles esta carta abierta después de leer en un periódico local sobre la censura que promovieron ustedes a la exposición de la artista María Eugenia Trujillo en el Museo de Bogotá.

La suspensión de esta exposición, producto de una orden del Tribunal Administrativo de Cundinamarca por una supuesta falta de respeto a los “valores religiosos y culturales de la fe cristiana”. Censuró la polemizada obra por tener figuras semejante a vaginas en un “cáliz”, similar al que ustedes usan para guardar la minucia de harina que se convierte en el cuerpo de su mesías después de pasar por los rituales necesarios.

En mi burdo conocimiento de la ley, esta obra no vulnera ningún derecho de su organización. Lo que me consterna en su explosiva acción legal viene de cuan familiarizados han de estar ustedes con ese término, “Derechos”. Esos que a diario luchan para arrebatar a otros seres humanos que comparten su vida sentimental con personas del mismo sexo.

Esta pugna me hace querer saber qué de irrespetuoso hay en una vagina (O en algo parecido a una), porque si vamos a hablar de imágenes fuertes o polémicas, más agresiva me parece una estatua de un sujeto casi desnudo clavado a unas tablas con heridas por todo su cuerpo. Imagen que ustedes ponen constantemente incluso a la vista de infantes.

Esta falta de coherencia, junto con la predilección hacia lo masculino de su historial, me lleva a preguntarme. ¿Será que si la artista hubiera cambiado ese objeto con forma vaginal por uno fálico, se habrían ofendido de igual manera?

Porque creo que en ese cáliz sagrado si puede ir tranquilamente un pene, como el que tuvo Jesús, como el que tiene dios padre y como el que tiene el espíritu santo (Así sea minúsculo este último, tamaño paloma). Un pene dentro de un cáliz seguro reafirmaría la hombría de Jesús que algunos osados se han atrevido a cuestionar porque usaba falda y se mantenía con 12 hombres para todos lados.

Me gustaría que me explicaran cuál es el problema en que se irrespeten sus valores cristianos en una exposición de arte que nada tiene que ver con su organización privada y a la cual no tienen por qué asistir si se sienten tan ofendidos por su propuesta. Hasta donde yo recuerdo, (y hasta donde recuerda también la Constitución de 1991) Colombia es un estado Laico, así muchas organizaciones (Como la suya) se nieguen a aceptarlo.

Finalmente, así como su organización religiosa se ha sentido ofendida por esta obra, me permito recordarles que la comunidad LGBTI se ha sentido agraviada también por sus repetidas manifestaciones y declaraciones homofóbicas, así como alguna vez se sintieron ultrajados por ustedes mujeres, negros, indígenas y demás minorías que sufrieron el cruel trato de los “representantes de dios en la tierra”, y que en algunos casos (afortunadamente aislados) siguen sufriendo.

 

Reitero mi saludo cordial para ustedes y les agradezco la atención prestada.

 

Deseándoles un pronto arribo al Siglo XXI,  Andrés Camilo Silva.

 

expo 2

 

expo 3

expo 4