Entrevista a Miss Raggamuffin

_MG_9424

Fotografía y entrevista por Juan Pablo Silva

Aprovechándonos de que su video Tease Me llegó pasó 25.000 vistas, Bajo Asfalto se adentra un poco en la vida de Miss Raggamuffin y en la discusión que genera en Medellín este lado de la música afrocaribeña.

La ciudad de la eterna primavera ha tenido en su público underground una búsqueda de profundidad y significado que suele abordarse a través de la música que escuchan, y que busca dejar a un lado lo que no les parece que lo tiene. La música que hace una escena es la que al final define qué no es profundo para ella, y es tal vez por eso que raperas como Lil Poeta no clasificaron el año pasado a Altavoz en su género. Su mensaje no es el mismo que viene con la escena principal de la ciudad.

No buscamos entrar a argumentar ni redefinir esas líneas, nos parecen innecesarias. Hasta la más fresa le pone trascendencia a sus canciones de amor. Hasta el más filosófico responde Lets Go! si se empieza a cantar Blitzkrieg Bop.

La música que hace Isabela Escobar habla de fiestas, de amores y de barrios, pero también habla del orgullo que nació donde antes había negación de su identidad. Solo su nombre artístico es una declaración política y cultural.

¿Qué significa Miss Raggamuffin? 

Raggamuffin es un rufian. un niño en harapos, tirapiedras, patea canecas. El término se refiere a la gente del ghetto. Es peyorativo y algo racista, me atrevo a decir. La idea es reclamar el término. La señorita Raggamuffin, la señorita rufián. Es volverlo algo positivo, porque fue usado contra la “clase común” del caribe, en especial en contra de las mujeres. Por eso lo reclamaron lo volvieron un estilo de musica. La musica del ghettoo. ‘Ragga‘. Asi le dicen ahora.

¿Cómo te sientes en este punto de tu carrera?

Siento que este es el principio. Aunque ha habido un recorrido, hoy he dado un paso importante que marca el comienzo de algo más grande.

¿Cómo has sentido tu evolución en los últimos 2 años?

-Es justamente en los últimos dos años que he tenido la evolución más grande.

¿Cómo fue ese proceso para llegar a entender lo afrocaribeño como parte de tu identidad?

Pues la verdad en mi adolescencia estaba rebelde contra eso, pero si nos ponemos a ver yo nací en Cartagena y me crié toda la vida en Providencia. A mi me crió la gente negra de la isla. Y buena parte de mi vida la he pasado en El Chocó. La cultura caribeña, la cultura afro, esta impregnada en mi vida.
Fue apenas alrededor de los 16 fue que acepté que eso era parte de mi. que yo soy caribeña y que eso es inevitable. Yo chiquita, de 3 o 4 años, hablaba Creol como cualquier sanandresano, y lo había olvidado. Esto ha sido un proceso para encontrar quien soy. El Creol hace parte de mis canciones.

¿Qué papel jugaron tus estudios en Ideartes (Instituto de Artes)?

El diseño gráfico (Título: Gráfica Digital) ha sido un complemento importante. Toda la parte gráfica alrededor de la música la diseño yo misma (logo, marca, tarjetas, volantes, etcétera). También ha sido importante la disciplina que aporta la universidad.

¿Cuál es tu canción favorita?

Definitivamente Punani. Yo sigo como regla propia que hay que hacer la música que uno quiere escuchar.

¿Qué se puede esperar de Miss Raggamuffin para el futuro cercano?

Se romperán todas las barreras. Espero convertirme en la principal mujer representante de la música isleña y llevarla a un nivel internacional.

¿Cómo describirías tu experiencia en la capital?

Ha sido una experiencia difícil pero grata. Es duro adaptarse, pero aquí es donde están las oportunidades.

¿Qué quisieras decirle a tus admiradores?

Quisiera decirles que estén pendientes, esto es solo el principio, lo que viene es grande y no los decepcionaré.